EXPLORA EL CAÑÓN MÁS PROFUNDO DEL PLANETA Y LOS ÚLTIMOS REFUGIOS AVIFÁUNICOS: EL CAÑÓN DEL COLCA, LAS LAGUNAS DE MEJÍA Y LAS ISLAS ALBIZURI. Dentro del espacio geográfico de Arequipa se encuentran estos valiosos tesoros naturales.

Muchos años antes de 1960, se hablaba de un valle secreto en las alturas de Arequipa, tan alto que allí anidaban los cóndores y que poseía un cañón tan profundo que tocaba las entrañas de la tierra. Hoy en día el Valle y el Cañón del Colca, son uno de los destinos más importantes del Perú y para explorarlos sólo hay viajar desde la ciudad 3 horas por carretera asfaltada; un recorrido de 165 km, en el que se apreciarán hermosos y variados paisajes y pueblos alto andinos que aún conservan sus costumbres. Tres días o una semana quedarán cortos para ver, aprender y vivir los gratificantes momentos que el Colca le brindará.

El Santuario Nacional de las Lagunas de Mejía y las Islas Albizuri, son otras de las maravillas naturales que alberga la región de Arequipa, se trata de ecosistemas complejos y frágiles en los que habitan múltiples especies animales como vegetales.

CIUDAD HECHA DE LUZ, ARTE Y FUERZA.

Bienvenidos a Arequipa, la ciudad volcánica del Perú.

Arequipa, considerada un destino predilecto por los viajeros, ciudad de arraigadas costumbres y de imponentes edificaciones coloniales que, diseminadas por toda la ciudad, coronan de misterio, plazas y avenidas. En sus calles, aún perdura el aroma del ayer, entremezclados con el furor y vértigo del futuro.  Su campiña, de extenso verdor y frescura es como un oasis para el alma.

CUSCO:  CIUDAD IMPERIAL

La ciudad del Cusco es un destino asombroso. Su sola mención nos lleva a recorrer mentalmente un largo e inigualable trayecto varios siglos atrás, cuando esta mística ciudad estaba en todo su esplendor y era la capital sagrada del Imperio Incaico. Hoy, no ha dejado de ser fascinante, todo lo contrario. Esta ciudad, que sufrió una transculturización a causa de la conquista española, le dio forma a un destino auténtico e hizo que la impresionante arquitectura Inca representada por imponentes muros de piedras gigantescas perfectamente talladas, renaciera entre paredes de adobe y fachadas coloniales. Han tenido que transcurrir cientos de años para que la hermosa arquitectura Inca vuelva a imperar.